Promotores

Desde los inicios el proyecto contó con amplio apoyo en Uruguay. Entre los primeros promotores estuvieron Ernesto Kroch y Oscar Cambre, ambos ya fallecidos. Varias organizaciones no gubernamentales, grupos de defensa de los derechos humanos, políticos y ciudadanas y ciudadanos del país en general se manifestaron a favor de la idea de un monumento céntrico.

Hace más de 30 años la dictadura uruguaya llegó a su fin. En 2004 el Frente Amplio, una coalición de partidos y grupos de izquierda que fue fundada en 1971, ganó las elecciones. Pero en Montevideo y otras localidades del país la recuperación crítica del pasado ya se había iniciado antes de que el nuevo gobierno asumiera sus funciones. Sus impulsores han sido -y siguen siendo- las organizaciones de las víctimas, las organizaciones de defensa de los derechos humanos y políticos de varios partidos.

“Generar una sensibilización y debate sobre ese período y la impunidad que aún no logramos desterrar es un aporte imprescindible para una construcción democrática.”

Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos

“Erigir un Monumento a las víctimas de la dictadura es rendir como sociedad el debido tributo a todas ellas y al mismo tiempo afirmar la memoria nacional de lo sucedido para que la tragedia no vuelva a repetirse.”

Crysol Asociación de ex pres@s polític@s del Uruguay

“La conceptualización del Monumento como sitio de Memoria; como lugar de encuentro, reflexión, intercambio y aprendizaje del pasado reciente, mediante la incorporación de medios técnicos audiovisuales, nos parece acertado y muy importante, tanto para acercar sensible y artísticamente la temática a los jóvenes, como para provocar la reflexión y sensibilización de todos aquellos que aun hoy siguen sin identificar las huellas que nos dejó la dictadura.”

Asociación de Amigas y Amigos del Centro Cultural y Museo de la Memoria